Alrededor de 100 mil hogares ya no utilizan el bono de desarrollo humano en ecuador

Bélgica Valarezo gana $400 mensuales gracias a su propio negocio (Infografía)

- 17 de octubre de 2014 - 00:00

Alrededor de 100 mil hogares ya no utilizan el bono de desarrollo humano en ecuador

En el mundo aún viven mil millones de personas en condición de pobreza, es decir, la séptima parte de la población mundial no come todos los días, según datos del Banco Mundial en 2014.

Hoy, precisamente, se conmemora el Día Internacional contra la Erradicación de la Pobreza, y aunque los avances son notorios en algunos países de Latinoamérica como Ecuador, en otras naciones de África y Asia hay desesperanza.

Por ejemplo en los países de África Subsahariana, hay personas que aún viven con $ 1,25 al día. La pobreza es una condición socioeconómica en la que se carece de recursos para satisfacer las necesidades básicas como alimentación, vivienda o educación.

Ecuador ha logrado superar los índices de pobreza en los últimos años. Datos presentados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) explican que  la pobreza disminuyó en 3,1% al 2013 en relación al 2011. Mientras que según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos emitidos por el Observatorio Social, desde el 2000 hasta el 2013, la pobreza se redujo de 64,4% a 25,6% (ver más datos en la infografía).

Lejos de analizar las cifras, Bélgica Valarezo va a las acciones. Hace años ella conocía de cerca lo que era vivir en pobreza. No se avergüenza por todos los esfuerzos que hizo para subsistir, porque según dice “eso la ha hecho más fuerte”.

Bélgica recibió durante varios años el Bono de Desarrollo Humano. Con ello costeaba su vivienda, su alimentación y ayudaba a varios de sus hijos, que como ella, son oriundos de Los Ríos. Durante años se dedicó a vender ropa usada por las calles del cantón Mocache. A veces vendía 2 prendas diarias o 3, y en ocasiones con suerte lograba recaudar $60 mensuales para sus gastos.

Aún recuerda cuando le robaron la mercancía en el campo, porque ese día decidió que debía ser más emprendedora. Aplicó a un Crédito de Desarrollo Humano para armar un emprendimiento. Así instaló una tienda de víveres.

Al principio vendía  arroz, azúcar y sal; después compró chorizo y legumbres. Ahora, luego de 3 años de la apertura de su negocio, tiene todo lo necesario para abastecer al barrio, dice entre risas. “Cuando puse mi tiendita empecé de a poquito, ahora he ido subiendo. Esto me ha ayudado bastante”, dice orgullosa.  Bélgica ahora gana $400 mensuales, hace un año y medio pagó su crédito de Desarrollo Humano y ya no recibe el bono.                    

Una historia de éxito también es la de Betty Macías (40), quien hace más de 5 años estaba al cuidado de sus pequeños hijos y subsistía del ingreso mensual de su pareja, quien ganaba $24 semanales trabajando como jornalero. Ella recibía el bono y el dinero no les alcanzaba. “Era muy difícil la situación. Lo que recibía del bono lo invertía en los niños, en medicamentos o alimentos. Ni la casa podía tenerla bien, era de caña. Era una situación muy dura”.   

Esta mujer, al igual que Bélgica, decidió sacar hace 5 años un Crédito a través del Bono de Desarrollo Humano. Así se compró unas matas de cacao y 3 cerdos, uno de ellos macho para que pudieran reproducirse. Ahora su negocio ha prosperado, y ella y su familia salieron de la pobreza. “Somos trabajadores, pero no teníamos oportunidades suficientes. Solo esperábamos que nos llegara el momento”, explica.

Betty aporta con $ 250 mensuales a su hogar, todo depende de cómo camine el negocio. Ahora tiene 7 cerdos y sus plantaciones de cacao están listas para la cosecha.

Junto a su esposo tienen previsto arreglar el techo de su casa y hasta han pensado en abrir un centro turístico a futuro. “Como ya tengo mi ingreso propio, no recibo más ayuda. Yo cedí mi bono a otra persona que lo necesite más que yo. En marzo cumplió 2 años de haber pagado la deuda”, asegura.    

De acuerdo con el informe de gestión del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) de 2013, el  Crédito de Desarrollo Humano se otorgó a 170 mil personas aproximadamente. Hay avances, pues cerca de 100 mil hogares ya no usan el Bono de Desarrollo Humano y hoy son emprendedores.

Educación para erradicarla

El informe ‘La Niñez yAdolescencia en el Ecuador Contemporáneo: avances y brechas en el ejercicio de derechos’, presentado el pasado miércoles por el Observatorio Social en conjunto con Unicef, señala que en la mayoría de los hogares pobres vive un mayor número de niños y adolescentes, muchos de ellos sin educación.

Más de la mitad habita en Pichincha (24%), en Guayas (27%) y en El Oro (25%).   

El estudio revela que las posibilidades para que las familias mejoren su situación socioeconómica dependen de la educación, pues ello ayuda a que la persona “expanda su libertad” y potencie sus capacidades intelectuales, pese a encontrarse en una situación económica complicada”.

Los datos concluyen que en Ecuador el 10% de los jefes de hogar no tiene educación; mientras que el 58% de los jefes de hogares ricos ha cursado la universidad.

En la clase media, la cifra cae al 34% y al 1% en la gente pobre.

La sicóloga educacional Bárbara Eyzaguirre, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, afirma en su estudio ‘Claves para la Educación en Pobreza’ que el éxito se relaciona con que las autoridades reconozcan que los alumnos en situación de pobreza pueden alcanzar altos rendimientos. Darles ese crédito es trascendental para trabajar a la par con políticas públicas que sean generadas con urgencia.  

La experta recomienda plantear expectativas en los chicos, presionarlos hacia los logros, focalizarlos en las destrezas básicas y fomentarles un ambiente de aprendizaje.

El rostro de la pobreza por países

Según el informe de la Cepal, 6 de los 11 países con información disponible en 2012 registraron disminuciones en sus niveles de pobreza respecto a 2011.   

Se destaca Venezuela, donde la tasa cayó de 29,5% a 23,9%; Brasil del 20% al 18%; Perú del 27% al 25%; Argentina de 5,7% a 4,3% y Colombia de 34% a 32% de los habitantes.

En cambio, en México la pobreza aumentó de 36,3% a 37,1%; mientras que en Costa Rica, El Salvador, Uruguay y República Dominicana no hubo variación en los datos.    

A nivel mundial paradójicamente los 2 países con más pobres integran el famoso bloque BRICS. Se trata de China e India, donde según señala el Banco Mundial se ha logrado avances en inversión, pero no la brecha entre quienes más y otros con menos no se ha reducido a través de programa sociales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP