Desde hace 2 años Se envasan en botellas de vidrio de hasta de 60 litros

Licores únicos con sabor a fruta

- 27 de abril de 2014 - 00:00
El vino se añeja en grandes botellas de vidrio para mejorar el sabor en cada uno de ellos. Foto: Cortesía

Desde hace 2 años Se envasan en botellas de vidrio de hasta de 60 litros

Quienes van de Zamora a Yantzanza en la provincia de Zamora Chinchipe, están ‘obligados’ a hacer un alto en el sector de Rancho Alegre.

Los vinos y licores con sabor a fruta son únicos del austro ecuatoriano, por su sabor y fermentación. Este es el resultado del trabajo de la familia Reyes Guillén. Solo ellos llevan más de 25 años elaborando artesanalmente una variedad de licores muy apreciados por los catadores.

La familia selecciona los mejores productos adquiridos en el mismo lugar para luego convertirlos en vino. La fábrica fue fundada en 1950. Inicialmente fue propiedad de José Durán y de su esposa Yoladi Cóngora, de nacionalidad cubana, quien sabía elaborar el vino de papaya.

Posteriormente esta pareja se divorció y vendió el negocio a Víctor Reyes Cárdenas, quien empezó a trabajar con su familia, pero a raíz de la muerte de su esposa Josefita Zúñiga, pasó la fábrica a manos de sus herederos.

Luego Eugenio Reyes compró la fábrica, según manifestó Diana Reyes, propietaria actual del lugar desde hace 25 años. “La industria se ha mantenido como una tradición familiar, nosotros somos la tercera generación dentro de la producción de vinos”, acotó.

El envasado se hace en garrafas de vidrio o también llamadas damajuanas de 40, 50 y 60 litros, que alojan el vino por  2 años. Se destaca el vino de mora por ser procesado con una fruta especial que se consigue solo de noviembre a abril; este tipo de mora se produce en una zona alta de Zamora, llamada San Juan del Oro.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP