Este 31 de octubre terminan tareas de soterramiento de cables en Portoviejo

30 de octubre de 2019 11:23

Rodrigo Paredes llegó por la mañana al centro de Portoviejo. Recorrió las calles del centro de la urbe. Él dice estar ‘al pie del cañón’ (se refiere a estar pendiente) para ver cómo avanza el proyecto de regeneración y soterramiento de cables en 9 manzanas de la zona que es parte del Plan de Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas por el terremoto del 2016 (Priza), que ejecuta la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL EP).

“Todos los días reviso la obra, converso con personal del proyecto y del Consorcio Zona Cero. Me acaban de informar que ya la obra está a punto de culminar y en verdad sí podemos constatar que tiene significativo avance de lo que es lo físico”, dice Rodrigo, quien es miembro del Colectivo Unidos por Portoviejo.

Él se sumó al recorrido de obra en el cual estuvo Diego Orbe, gerente de Priza.

Rodrigo, como otros vecinos de la zona, espera que a mediados de noviembre ya las vías tengan transitabilidad vehicular y peatonal, que facilitaría el desarrollo de la actividad comercial.

El gerente de CNEL Priza detalla que la obra civil en la Zona Cero de Portoviejo tiene un avance del 83%. El personal (cerca de 140 técnicos en total) labora a doble jornada para culminar lo antes posible la obra civil y el soterramiento de redes eléctricas.

La obra civil avanza a buen ritmo en la calle Pedro Gual. Orbe señala que CNEL EP está vigilante a que se cumplan las labores en los plazos establecidos.

El 21 de octubre empezó el hormigonado en esta calle, una de las principales arterias del casco central de la capital manabita.

Explica que el plazo contractual vigente para la terminación de la obra es el 31 de octubre. “Considero que la fiscalización debe dar paso a los días que no se trabajaron debido a la paralización de actividades que existió en el país por los problemas sociales que es de conocimiento generalizado; es el único tema que está pendiente, por lo tanto no es ampliación de plazo sino recuperación de los días de paro que no se pudo laborar de manera efectiva”.

Destacó que si la obra por cualquier circunstancia no termina en ese plazo, el consorcio constructor tiene que atenerse a las multas correspondientes en función de lo que establece el contrato, porque no existen motivos para una nueva ampliación del plazo contractual.

En la calle Chile, que a decir de Orbe tuvo un pequeño desfase, pero ahora está prácticamente terminada, falta el tema de bordillo y vereda labor que considera como tema complementario del cual se está trabajando.

En el caso de la calle Pedro Gual, de la 18 de Octubre hasta la calle Olmedo, toda la infraestructura de la obra hidrosanitaria ya está concluida, en estos tramos ya se está colocando el hormigonado y los trabajos terminarán en estos días.

Paralelamente se está trabajando en el tema electrometálico que son obras que tienen que hacerse simultáneamente al hormigonado del calle Pedro Gual.

Los técnicos del Gobierno local han ayudado a lo largo de la obra a verificar que se cumplan las especificaciones técnica, lo cual el gerente de PRIZA destaca que comparte “porque esta obra no se trata de acelerar y no cumplir, todo lo contrario, tiene que hacerse todas las pruebas necesarias y lo haremos conjuntamente la fiscalización y personal del GAD”.

Agregó que los trabajos se han realizados bajo normas nacionales y en algunos casos bajo internacionales y por tanto “todo lo que hemos construido en las nuevas manzanas se estén cumpliendo y tengan el ciclo de vida para lo cual fueron diseñadas”. (I)

Contenido externo patrocinado