La alcaldía de Quito prevé sacar de las calles unos 500 comerciantes

Reubicación de informales en el norte y sur, retrasada

- 21 de julio de 2015 - 00:00
El edificio del Centro de Comercio del Comité del Pueblo aún muestra trabajos pendientes. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

La alcaldía de Quito prevé sacar de las calles unos 500 comerciantes

La actividad comercial en la calle Jorge Garcés, del Comité del Pueblo, es la misma desde hace más de 30 años. Cientos de vendedores autónomos ocupan de lunes a domingo las veredas de la vía, la más importante del barrio ubicado en el sector nororiental de Quito.

Esto dificulta el tránsito vehicular, el peatonal y, según los moradores del lugar, provoca también otros problemas como la inseguridad.

La presencia de los ambulantes se mantiene a pesar de que hace 2 años y medio empezó la construcción del Centro de Comercio del Comité del Pueblo, a donde se planea reubicar unos 300 informales.

La obra no concluye todavía aunque la pasada administración municipal la dejó con un avance del 90% en mayo de 2014.

La Alcaldía actual detuvo la edificación hasta febrero último. El entonces administrador zonal, Esteban Dávila, preveía culminar el proceso durante el presente mes, lo que al final no podrá ser cumplido.

Actualmente una decena de obreros labora en la edificación y, en versión de Boris Mata, nuevo administrador de la Zona Eugenio Espejo, los trabajos concluirían a finales de agosto.

Miriam Toaquiza y María Unapanta pertenecen a la Asociación 18 de Agosto, una de las 3 organizaciones de comerciantes que trabajan en las calles del Comité del Pueblo, comentaron que han mantenido reuniones con personal del Municipio, los que les han comentado que su traslado ocurrirá, en efecto, en agosto.

No obstante, la estructura aún tiene áreas inconclusas en el interior. Por ejemplo, una parte del techo no cuenta con cubierta, los alambres de luz y las tuberías de agua lucen desprendidos y a la vista, mientras que en los futuros puestos de venta se ejecutan labores de carpintería.

En el exterior, las jardineras por ahora son únicamente cúmulos de tierra sin vegetación, hay grafitos en las paredes y acumulación de basura por doquier, otorgando un aire descuidado al edificio.

Los vecinos comentan que aguardan la culminación de los trabajos con la esperanza de que esto signifique una mejora para el barrio.

Mario Picsa, quien vive en el sector unos 40 años, dijo que el lugar es considerado zona roja y que uno de sus problemas más graves es la delincuencia y el microtráfico de drogas.

“Esperamos que el nuevo centro de comercio atraiga eventos y espectáculos culturales con el fin de que se erradiquen las cosas malas del sector”, añadió.

Manuel Ortiz, de la Asociación de Comerciantes Pachacutik, señaló que durante las reuniones de los últimos meses solicitaron al Municipio que atienda varias necesidades, pero que aún no tienen respuestas concretas.

“Pedimos a la Administración Zonal que en los puestos de venta de ropa, zapatos y celulares se construyan casetas con puertas, para tener mayor seguridad; que nos doten de estacionamientos e incluso pedimos que se habilite una oficina para un banco, con el fin de que atraiga a la gente y potencie las ventas”, comentó Ortiz.

Rosa Guamán, quien vende ropa en la Jorge Garcés, aseguró que el traslado al nuevo centro de comercio no le convence del todo, pues cree que el lugar está alejado de la gente y sus ventas bajarán.

“El Municipio todavía no nos dice qué proyectos se realizarán en el mercado para atraer clientes, pues el sitio en donde se encuentra el centro comercial es totalmente deshabitado e incluso peligroso.

Espero que el Cabildo tome en cuenta una de las recomendaciones que le presentamos, que era cambiar la ruta de los buses hacia este sector”, dijo la mujer.

De la misma manera, el Centro de Comercio de La Michelena también lleva un año de retraso. Allí está previsto trasladar a los vendedores que ocupan esa avenida del sur.

Personal de la Administración Zonal Eloy Alfaro señaló que los estudios técnicos para reestructurar el proyecto, que habría tenido fallas, concluyeron y que el llamado para la reconstrucción del sitio está en el Portal de Compras Públicas.

Se prevé que en 3 semanas exista un contratista y que a inicios de diciembre unos 200 comerciantes hayan sido reubicados.

El gobierno local todavía no señala cuál será el proceso que deberán seguir los vendedores para ocupar alguno de los puestos en ambos lugares, lo que aumenta la incertidumbre sobre el proceso. (I)

DATOS

Hasta diciembre, el Cabildo anunció la regularización de 2 mil comerciantes de varios sectores de la ciudad, de un total de 9.009 trabajadores autónomos registrados.

La construcción del Centro de Comercio de El Comité del Pueblo arrancó el 28 de diciembre de 2012 en un área para ventas de 3.800 m², con un área total de construcción de 7.500 m².

La Plaza Comercial Michelena tendrá 6.000 metros cuadrados de extensión y está ubicada sobre la avenida Mariscal Sucre, entre Alonso de Angulo y Juan Tipantuña, a una cuadra de La Michelena.

La anterior administración preveía construir bulevares en la avenida Michelena (sur) y la calle Jorge Garcés (norte) cuando culminara la reubicación de los vendedores callejeros. Este proyecto también está detenido.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP