Especial coronavirus

Pasajeros aéreos poco a poco regresan a Quito

Pese a no llegar al número de vuelos registrados antes de la pandemia, cada vez más rutas llegan y salen del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre.
14 de julio de 2020 00:00

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, en el mundo entero las operaciones de las terminales aéreas se suspendieron, parcial o totalmente. El Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre en Quito no fue la excepción, sin embargo, esta terminal no suspendió su servicio de transporte de carga, y el pasado 1 de junio reactivó su atención para vuelos de pasajeros.

Antes de la pandemia, el aeropuerto capitalino contaba con un alto tráfico, en enero de 2020, por ejemplo, entre arribos y salidas, por allí pasaron 4.653 vuelos.

Cerca de dos meses y medio después de que se declarara la emergencia sanitaria en el país, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional permitió el reinicio de actividades del Aeropuerto de Quito a partir del 1 de junio.

Según explica Luis Galárraga, gerente de Comunicaciones de Quiport, el regreso a las actividades es paulatino y poco a poco se va incrementando el número de vuelos y de destinos.

La primera semana, comenzó a funcionar una aerolínea con destinos nacionales, como Santa Rosa, Esmeraldas, Coca y Loja, mientras a partir del 4 de junio se retomaron los viajes a Miami y Houston en Estados Unidos.

A mediados de junio se amplió la oferta nacional con vuelos a Manta, Cuenca y Guayaquil; y fuera del territorio, a Ámsterdam (Reino de los Países Bajos), Madrid (España) y Fort Lauderdale (Estados Unidos).

El crecimiento también ha sido paulatino en cuanto a la cantidad de pasajeros, afirma Galárraga, en junio se registró el paso de 20.000 pasajeros y 391 vuelos en arribo nacional e internacional. Esta cifra incluye vuelos chárter de repatriación que han seguido operando.

En cuanto al servicio de transporte de carga, las operaciones del aeropuerto Mariscal Sucre nunca se detuvieron, pero sí se evidenció la reducción en el peso de los envíos.

En un comparativo se evidenció que, en enero de 2020 hubo 769 vuelos de carga, entre arribos y salidas; en febrero 745, marzo 492, abril 484, mayo 635 y en junio 560 vuelos.

Galárraga resalta que aproximadamente el 92% de toda la exportación que sale de Quito corresponde a rosas, y que se encontró 40% de reducción, respecto a la cantidad que se transportaba normalmente. Sin embargo, otros productos, como fruta o manualidades, no tuvieron un cambio significativo en la cantidad que se envía.

Destaca la predisposición de la ciudadanía a mantener las medidas de bioseguridad, como el distanciamiento social y el uso permanente de mascarilla. Recalcó la importancia institucional de mantener las recomendaciones del COE Nacional.

En este punto, explicó que en la terminal aérea todo el personal que ingresa a trabajar en los turnos es el mínimo necesario para mantener las operaciones. Además, todos deben realizarse exámenes PCR para la detección de covid, de forma periódica.

El futuro

Prácticamente el único país dentro de Sudamérica que tuvo restricciones de operación en terminales aéreas, y ahora está nuevamente funcionando, es Ecuador. En el aeropuerto de Quito se trabaja por reactivar operaciones con los aeropuertos que se van reintegrando a sus funciones.

La pandemia puso en modo de espera muchos planes, ahora mismo Quiport, menciona Galárraga, está planificando en el corto y mediano plazo las acciones para funcionar durante la pandemia. Mientras tanto, las actividades en el aeropuerto se manejan bajo parámetros de bioseguridad y apoyados con la tecnología.

El turismo debe reinventarse en la nueva normalidad

Una de las medidas preventivas que se aplican en el país es el aislamiento, por un período de 15 días, para quienes llegan a territorio ecuatoriano desde otros países.

A decir de Galárraga, esta medida complica un poco la visita de extranjeros. “Ningún turista va a venir para quedarse 15 días en el hotel, y luego tener que salir casi de inmediato”, afirma, por lo que este punto quizá dificulte un poco la reactivación del turismo externo.

Alejandra Vera, guía de turistas independiente, afirma que esta actividad deberá reinventarse para permitir que Ecuador vuelva a ser reconocido como un destino para diversión y negocios.

“La virtualidad debe ser una herramienta y deberemos aprovecharla. No podemos poner nuestras esperanzas en regresar a la anterior normalidad”. (I)

El aeropuerto inició una expansión del área de pasajeros, sin embargo, el proyecto entró en pausa a raíz de la pandemia por covid-19.
Foto: Archivo / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado