La mudanza se alista en Tababela

05 de febrero de 2013 - 00:00

Tras la notificación al mundo del cierre de las instalaciones en el sector de Chaupicruz, todo está “cronometrado” para el inicio de las operaciones en el nuevo aeropuerto internacional de Quito, que conservará su nombre: Mariscal Sucre, en la parroquia rural de Tababela.    

La notificación internacional -emitida por la Dirección General de Aviación Civil y el Municipio de Quito- señala que la actual terminal aérea, inaugurada en septiembre de 1960, funcionará hasta la noche del 19 de febrero próximo y que, a partir de las 09:00 del día 20, todas las operaciones se realizarán desde Tababela.  

El traslado de las instalaciones y el personal fue planificado desde hace un año y medio, cuando la concesionaria Quiport contrató a la empresa que administra el  aeropuerto de Múnich (Alemania) para que diseñase un plan de contingencia. Ésta, a su vez, ha  coordinado toda la operación  con la empresa de mudanzas DHL, la cual estará a cargo de la logística.

Hasta el momento se han trasladado algunos implementos y equipos de las aerolíneas, las cuales se han sometido al procedimiento de Quiport. Aerogal, por ejemplo, actualmente está instalando el mobiliario para las nuevas oficinas, tanto en la terminal de pasajeros como en el hangar de encomiendas.

Está previsto que el flujo de camiones para la mudanza se incremente en la semana previa a la apertura, es decir, entre el 10 y el 20 de febrero. Solo en la madrugada del 20  se estima que al menos 300 camiones, plataformas y camionetas circulen por la vía E35 hasta Tababela para el traslado de equipos, archivos y partes de aviones que estén en mantenimiento.  

La mudanza empezará oficialmente a las 19:00 del 19 de febrero, con el traslado de los enseres de oficina. Desde ese momento, se suspenderán completamente las actividades aéreas en la capital hasta la mañana siguiente.

Según Phillippe Barril, presidente de Quiport, ese día se adelantarán algunos vuelos: “tengo entendido que Iberia lo hará y, en lugar de salir a las 18:50 saldrá a las 18:30, para evitar complicaciones”. Entre los enseres que se moverán la noche del 19 están: los coches para el traslado del equipaje, los push-back (para remolcar los aviones desde  la puerta de embarque hasta la calle de rodaje) y los implementos de Aduana y Migración.  

A las 09:00 del 20 de febrero se reanudarán las operaciones con un vuelo de la compañía Tame. Mientras tanto, la oferta comercial dentro de la terminal ya está lista. Son 26 tiendas y una cadena de 11 restaurantes que, desde el viernes pasado, abrieron sus puertas para poner a prueba la calidad de su comida entre los trabajadores y, de ser necesario, hacer los últimos cambios en la decoración.   

Para ese día estará concluida la rehabilitación de las avenidas Interoceánica y la E-35, ésta última destinada al transporte de productos de exportación.

Ir a galería fotográfica

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP