Samper: "Diálogo en Venezuela es una obligación"

31 de mayo de 2016 17:24

El diálogo entre el gobierno de Venezuela y la oposición es "una obligación", dijo este martes el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, quien había anunciado para la próxima semana "una nueva reunión" de mediación entre ambas partes.

"El diálogo en Venezuela no es una concesión sino una obligación del Gobierno y la oposición para llegar a un acuerdo sobre lo fundamental", escribió en su cuenta de Twitter Samper, quien se encuentra en París, donde participa en un foro sobre América Latina y el Caribe organizado por Francia.

El secretario general del bloque, cuya sede está en Quito, agregó que "lo fundamental en Venezuela es la continuidad democrática, la paz social, recuperación d(e) la economía y la reconciliación d(e) los venezolanos".

En una entrevista con la AFP en París, Samper señaló que "la semana entrante está previsto un segundo encuentro" de mediación entre el gobierno y la oposición de Venezuela, aunque no precisó el lugar de la cita.

El expresidente colombiano (1994-98) añadió que "el primer encuentro fue de diálogos alternativos entre los tres facilitadores con el gobierno y la oposición. Esperamos que ya la semana entrante pueda haber una reunión entre ellos".

El exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidentes Leonel Fernández de República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá, que actuaron a instancias de la Unasur, se reunieron en días pasados con representantes del gobierno venezolano y la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) para abrir canales de diálogo político.

Este martes el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió una "sesión urgente" del Consejo Permanente para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática.

Frente al pedido, el madatario venezolano, Nicolás Maduro, llamó a una "rebelión nacional" contra la aplicación de la Carta -un mecanismo que se activa en caso de alteración del orden constitucional- y acusó a la oposición de pedir, con sus gestiones ante la OEA, una "intervención gringa" en Venezuela. (I)

Contenido externo patrocinado