Quaker retira su marca Aunt Jemima porque está basada en estereotipo racial

17 de junio de 2020 11:39

La corporación estadounidense Quaker Oats Co. retirará su marca Aunt Jemima (Tía Jemima), con 131 años en el mercado, y reconoció que los orígenes del personaje están "basados ​​en un estereotipo racial".

Quaker Oats Co., con sede en Chicago, una unidad de PepsiCo, anunció que primero eliminará la imagen de su empaque, con planes de cambiar el nombre. La compañía dijo que tomó la decisión tras una "profunda revisión" de su cartera.

"Reconocemos que los orígenes de Aunt Jemima se basan en un estereotipo racial", dijo Kristin Kroepfl, vicepresidenta y directora de marketing de Quaker Foods North America, en un comunicado de prensa. "Si bien se ha trabajado durante años para actualizar la marca de una manera que sea apropiada y respetuosa, nos damos cuenta de que esos cambios no son suficientes".

La mezcla revisada de panqueques y el jarabe llegarán a las tiendas en el cuarto trimestre de 2020. La compañía anunciará el nuevo nombre en una fecha posterior.

La muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis y las protestas y disturbios que siguieron han hecho que las corporaciones estadounidenses se miren a sí mismas y a sus fuerzas laborales.

El anuncio de Quaker Oats se produce un día después de que PepsiCo anunciara un conjunto de iniciativas de más de $400 millones para mejorar las comunidades negras y la representación negra en la compañía durante los próximos cinco años.

La imagen de la tía Jemima ha evolucionado a lo largo de los años para cumplir con los estándares socialmente aceptables de la época, pero la marca no pudo sacudir su historia de estereotipos raciales y conexiones con la esclavitud. En 1989, tía Jemima había perdido peso, había abandonado su pañuelo y parecía más una típica ama de casa moderna. Pero la imagen y los ajustes de la marca a lo largo de los años aparentemente no fueron suficientes.

"La reputación de esa marca, que ahora tiene más de 130 años, se basó en un estereotipo racial y cultural que es ampliamente considerado como ofensivo", dijo James O'Rourke, profesor de administración de la Facultad de Negocios de Mendoza de la Universidad de Notre Dame, según recoge la agencia AP.

“Los gerentes de marca lo han sabido durante años y han intentado, en gran medida a través de actualizaciones incrementales de la imagen del personaje en el empaque, modernizar su forma de verla. El pañuelo se ha ido, han agregado un collar de encaje, aretes de perlas. Pero el efecto, por el nombre, es el mismo", añadió el experto. (I)

Contenido externo patrocinado