Madrid y Londres se amenazan por Gibraltar

13 de agosto de 2013 00:00

Londres/Madrid.- España declaró ayer “irrenunciables” sus controles en la frontera con la colonia británica de Gibraltar, respondiendo así a la amenaza lanzada por el Reino Unido sobre posibles acciones legales “sin precedentes”.

El anuncio de Londres sobre posibles “acciones legales” se produce después de que el Ejecutivo español afirmó también que no descarta acudir a organismos internacionales -como el Tribunal de La Haya y El Consejo de Seguridad de la ONU- para hablar de la soberanía de Gibraltar, e incluso intercambiar puntos de vista con Argentina para tratar de hacer un frente común en Naciones Unidas sobre el Peñón y las Malvinas.

Un portavoz de Downing Street -residencia del primer ministro británico- indicó ayer que Londres está dispuesto a acudir a tribunales europeos para poner fin a unos registros y controles fronterizos que considera “totalmente desproporcionados” porque provocan largas colas en la frontera, y asegura que tienen una “motivación política”.

Por su parte, España insiste en que está en todo su derecho a ejercer esos controles “legales, proporcionales y aleatorios” encaminados a combatir los tráficos ilícitos y el contrabando, y que además son obligados ya que el territorio de Gibraltar no pertenece al espacio Schengen, que asegura la libre circulación entre 26 países europeos.

Este conflicto de hace tres siglos sobre la soberanía del Peñón se caldeó en julio cuando barcos de Gibraltar echaron bloques de hormigón al mar para crear un arrecife artificial, algo que España alega que bloquea a sus barcos pesqueros.

Contenido externo patrocinado