Ecuador, 23 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Participación comunitaria, clave para bajar los robos

El Ministerio del Interior informó  en mayo pasado que los hechos con violencia disminuyeron, no así  el robo en domicilios, que tuvo un incremento del 7%, por lo que la Policía emprendió diversas estrategias para contrarrestar este tipo de delito que, según la Comisión Estadística de Seguridad Integral, se perpetra, en la mayoría de los casos, en urbanizaciones residenciales. (Ver infografía ampliada)

Los resultados no se hicieron esperar y, en menos de 60 días, los agentes que prestan sus servicios, tanto en Guayaquil como en Quito, informaron sobre la captura de bandas dedicadas a esta modalidad.

El pasado 26 de julio, el jefe del Comando de la Zona de Policía Nº 8, Guillermo Balarezo, informó sobre la captura de Byron  A.R., alias “Soldado”, de 26 años; y Harold  I.R., de 19,  identificados como cabecillas de un grupo delictivo. Ambos se dedicaban, según las investigaciones, al robo en domicilios, en el norte de Guayaquil.

En otra acción desarrollada en Quito, el pasado 27 de julio se desarticuló una red delictiva dedicada al robo en domicilios y locales comerciales. En trabajos de inteligencia se detuvo a 5 colombianos, uno de ellos  registraba 5 detenciones por robo, tenencia ilegal de armas, asociación ilícita y, además fue apresado el ecuatoriano Jorge  P.

15 mil botones de seguridad

Los operativos de control antidelictivo de la Policía encuentran ahora un respaldo en las estrategias generadas por y desde la comunidad, como es el caso del plan Barrio Seguro, en Guayaquil.

Este programa, impulsado por las Asociaciones de Participación Ciudadana, tiene como uno de sus objetivos reducir los delitos en cada uno de los 484 barrios de la urbe.

Los llamados vigilantes voluntarios son otro componente de ayuda para el control.

Paolo Antamba, coordinador de la Policía Comunitaria en Guayaquil, indica que el esquema se lo desarrolla con éxito e incluye otros planes complementarios, como Local Seguro y Escuela Segura, en los que  intervienen los gendarmes comunitarios y personal civil capacitado.

En ese sentido, el oficial refirió que  en las calles 17 y Letamendi la Policía Comunitaria, en coordinación con los habitantes, instaló hace dos semanas reflectores, como parte de las estrategias de prevención y reducción de los delitos que se presentan y que pueden ser controlados bajo un diagnóstico de convivencia entre la Policía y la comunidad.

Ivette Terry Argüello, dirigente barrial, indicó que esa iniciativa incluye otro programa denominado Cuadra Segura, que es parte del componente Barrio Seguro. El plan contempla la construcción y funcionamiento de 104 Unidades de Policía Comunitaria (UPC) en la ciudad, con 16 policías en cada una.

Víctor Hugo Ordóñez, jefe del distrito Norte de la Policía, dice que la instalación de los botones de seguridad continúa y hasta este fin de mes se sumarán 300 equipos. “Nos ayuda a minimizar el tiempo de respuesta ante una emergencia”, aseguró. En todo el Distrito Norte funcionarán alrededor de 15 mil.

El Distrito Centro, a través del Circuito Alborada, es otro de los que desarrolla con amplitud este programa, a través de la vinculación de los moradores de la ciudadela Urbanor y de Sauces 1, donde la comunidad mantiene reuniones periódicas para tratar temas, no solo de seguridad, sino también de mejoras a los barrios.

La seguridad va de adentro hacia afuera, por lo que en un domicilio debe existir un sistema de alarmaAl referirse a la incidencia del robo a domicilios, motivo por el cual también se aplica el plan Barrio Seguro, John Garaycoa, presidente de MAC Security, señaló que es importante que haya un mayor compromiso de los ciudadanos, sobre todo en las urbanizaciones privadas, donde  el problema radica en que  los residentes no hacen un buen uso de sus tarjetas de acceso.

“Cuando deciden vivir en una urbanización, lo hacen pensando en la seguridad, ¿pero qué sucede cuando esta seguridad es solamente pasiva?”, es decir, cuando solo  hay  muros, puertas o una gran y vistosa garita, se pregunta Garaycoa. “El delincuente no es tonto para anunciarse por la garita de visitantes, va a buscar la manera de entrar, por lo que el residente tiene la obligación de que, cuando hace uso de su tarjeta para alzar la palanca, debe esperar a que baje para seguir, así el vehículo que viene atrás realizará el mismo trámite”, explicó el experto.

Asimismo, destacó que los ciudadanos deben hacer más énfasis en el  control a empleadas domésticas. “Una empleada maneja llaves, actividades, itinerarios, sabe cuándo se van de viaje los habitantes, etc. ¿Y qué es lo que se sabe de las empleadas domésticas? Solo que se llama ‘María’. Los patronos no tienen fotos,documentos, verificación de domicilio ni han realizado pruebas de polígrafo para conocer su desenvolvimiento en trabajos anteriores o si han delinquido”.

Cuando suceden hechos delictivos, como robos o hurtos -dijo-, no suelen denunciarse, por eso muchas veces se repiten en los propios afectados o en sus vecinos.

100 FAMILIAS SE SUMAN AL PROGRAMA

Con el fin de mejorar los niveles de seguridad en el Distrito Portete, personal de la Policía Comunitaria visitó casa por casa y conversó con la comunidad para que todos se interesen en formar parte del programa Botón de Seguridad, como una alternativa de protección y para que los vecinos se integren en el programa Cuadra Segura.

El jefe de la Policía Comunitaria de la Zona 8, Tcnl. Paolo Antamba Cevallos, señaló que las visitas ciudadanas son parte de las políticas que emplea la Policía Nacional para difundir los ejes transversales del Barrio Seguro.

Durante la semana que culminó, al menos 100 familias se sumaron al programa Botón de Seguridad y cerca de 12 establecimientos educativos trabajan con el plan Escuela Segura, que brinda apoyo y control fuera de los colegios.

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media