Libadores infringen toque de queda y mal utilizan la línea 911

- 15 de mayo de 2020 - 19:36
Captura de pantalla

Un promedio de 465 casos de personas bebiendo diariamente en la vía pública se registran en el Ecuador, según información del Servicio Integrado de Seguridad ECU911. La institución de monitoreo y control recabó información sobre alertas por libadores en la calle desde el 12 de marzo hasta el 14 de mayo de 2020.

Si bien no hay una orden de ley seca en el país, las cámaras de videovigilancia detectan cada día centenares de incidentes relacionados con el consumo de alcohol en esquinas, parques y pórticos. Además, desde el 17 de marzo hasta la presente fecha se han registrado 1.258 infracciones diarias del toque de queda.

El ECU911 obtuvo un total de 74.198 alertas por no acatar la restricción de circulación en espacio público, como medida para evitar el contagio por coronavirus, y 29.371 emergencias por beber licor en exteriores.

“Las ciudades que más infringen el toque de queda son Santo Domingo, con 7.895 reportes; Quito registra 7.416 alertas, Esmeraldas 5.162 avisos y Riobamba tiene 3.810”, dijo el director del ECU911, Juan Zapata.

Además, las personas en estado etílico utilizan la línea única de emergencias 911 para solicitar transporte hacia sus viviendas. En audios compartidos por la institución pública se escucha a hombres con dificultad para hablar que piden asistencia en casos que no lo ameritan. “Estamos contagiados”, mencionaba un individuo que no hilaba bien las palabras y se contradecía en la conversación con la operadora.

Zapata agregó que este mal uso de la línea es un obstáculo para atender emergencias reales durante la crisis sanitaria por el covid-19. Además, al día hay un promedio de 629 escándalos en la vía pública y espacios privados.

Un video compartido por el ECU911 muestra en Loja a un joven dormido sentado en el graderío de un parque, no logra mantener el equilibrio y termina cayendo. Otro falla en prender una motocicleta parqueada en una cancha de fútbol. En Quito las cámaras alertaron a cuatro hombres tomando a escondidas en el sector de La Bota, en el norte de la ciudad. Uno de ellos incluso tose en su mano descubierta. En todos estos casos apareció la Policía Nacional para controlar la situación.

Este tipo de comportamientos fueron catalogados por Zapata como “incivilizados” por no acatar las normas sociales impuestas en medio de una crisis sanitaria por la pandemia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP