Ecuador, 17 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

“Urge un cambio de mentalidad”

Su llegada al Centro de Control Servicio Atención Integral de Salud Sexual (Saiss 1) parece como el ingreso a su hogar. Lourdes Toscano, representante de las trabajadoras sexuales en la provincia,  recibe el saludo de galenos, personal administrativo y usuarios.

Estas demostraciones de afecto son el resultado de un trabajo que lleva más de diez años a favor de las mujeres que ejercen el supuesto “negocio más viejo del mundo”.

Su presencia es respetada, pero ella prefiere adoptar una postura de consejera y amiga, todo por el beneficio de las  mujeres, asegura. Pero Toscano asimila la realidad: “Aún las mujeres permitimos el abuso no solo de ciertos hombres, sino de la misma sociedad”.

Ante esta situación,  ella emplaza a sus congéneres a replantear su forma de ver el mundo, a entender que solo la educación permitirá reducir las brechas entre hombres y mujeres.

Para empezar una pregunta que puede resultar obvia, pero necesaria. Como representante de una agremiación femenina, ¿cómo ve la situación de la mujer ecuatoriana en la actualidad?

En la actualidad me siento orgullosa de ver que nuestro género ha ganado espacio en nuestra sociedad, en diferentes escenarios: en lo político, en lo económico, en lo social... A estas alturas se está dando un rol de importancia a la mujer. Es motivo de orgullo  ser parte de este cambio de mentalidad, porque en épocas anteriores éramos relegadas a puestos secundarios.

Le pido un poco más de especificidad. ¿En qué áreas cree que las mujeres han podido evolucionar en las últimas décadas?

Es notorio que en los aspectos laborales, las mujeres han crecido. Ahora tienen acceso a mejores puestos de trabajo. En lo social está teniendo un rol más activo, más participativo, en lo político cada vez más se están viendo representantes de nuestro sector que intentan mejorar las condiciones para las mujeres ecuatorianas.

¿En qué época usted sintió ese quiebre de mentalidad a favor de las mujeres?

Ese quiebre lo he sentido, con mucho mayor énfasis, desde que se inició este gobierno.  El actual régimen nos ha brindado la oportunidad de evolucionar en las áreas políticas y sociales. Ahora se ve a la mujer como un complemento para el desarrollo social y tenemos una participación igual a la de los hombres.

Si bien se han alcanzado metas en temas de igualdad de géneros, es indudable que aún resta años de recorrido para poder lograr un verdadero trato de equidad entre hombres y mujeres...

Eso es obvio, aún resta camino por recorrer. Es indudable que todavía falta mejorar las condiciones de educación, porque solo a través del aprendizaje se podrá inculcar en las futuras generaciones que  tanto hombres como mujeres son iguales. Pero también influye el tema personal, la forma en que cada ser quiere desarrollar su vida. En el caso de las mujeres, aún existen esposas que no reaccionan ante el maltrato de sus parejas, que permiten que el machismo siga desarrollándose en la sociedad.

Es momento del mea culpa. Si bien el machismo se lo podría considerar como un aspecto arraigado en la modus vivendi ecuatoriano, también hay mujeres que fomentan esa actitud...

A ese punto voy. Para combatir ese tipo de comportamientos urge un cambio de mentalidad por parte de las mujeres para que entiendan que muchos actos no son  justos y que hay que frenarlos. Para alcanzar ese objetivo de cambio es importantísimo la información que se le brinde a las generaciones más jóvenes, sobre todo la apertura que tengan las niñas y adolescentes a conocer sus derechos. 

Hablando de derechos. ¿Cuál es el más vulnerado aún para las mujeres en el país?

A pesar de que hace un momento le comenté sobre los avances en las áreas laborales, creo que aún hay un estigma sobre los cargos que puede desarrollar una mujer. Aún se cree que el sexo femenino debe ser encasillado en puestos como secretarias o asistentes, persiste ese estigma.

Pasando al plano de la actividad sexual. ¿Cuál es el estado de los derechos de las trabajadoras sexuales en el país?

Un paso importante es el que se ha dado en las áreas de atención de la salud. Ahora las trabajadoras sexuales tenemos la seguridad de que tenemos una cobertura de salud integral.

¿Qué  comprende esta red de servicio?

Ese plan nos permite ser atendidas de pies a cabeza, como  merece ser tratada una persona. Antes no contábamos con esa oportunidad.

¿Cuál es el escenario más repetitivo y problemático para las trabajadoras sexuales?

Es cuando la amenazan con la situación de sus hijos. Hay muchos casos que las parejas, esposos e inclusivo dueños de locales amenazan a la trabajadora sexual con quitarles la custodia de sus hijos por ejercer esta actividad. Según las leyes del país, los servicios sexuales son solo penados cuando involucran a menores de edad. En el resto de los casos, las leyes no prohiben la prostitución. Es ahí cuando se refuerza la idea de que se debe dar a conocer los derechos entre las propias mujeres.

¿Cómo es la relación con las autoridades locales? ¿Hay discriminación hacia las mujeres que ejercen la prostitución?

En realidad las cosas han ido cambiando. Antes había mucha extorsión por el carné profiláctico. Este documento ya se eliminó y ahora la que sirve es la tarjeta de salud integral la que permite limitar la extorsión porque la da directamente el Ministerio de Salud y no otras instituciones. Además, se guarda la confidencialidad de la información.

Sobre el tema de la sexualidad. En la actualidad, el país entra en un debate sobre la educación sexual desde temprana edad. ¿Considera que este tipo de información ayudaría a reducir la inequidad entre géneros?

La educación sexual a temprana edad es fundamental para acortar distancias entre hombres y mujeres. Normalmente el hombre tiene más acceso a esta información, pero a las mujeres se las limita y, a veces, por ese desconocimiento hay problemas  sociales como los embarazos precoces. Es necesario que desde temprana edad  conocer lo básico sobre el uso correcto de los preservativos.

Entonces está de acuerdo con que se entreguen condones en los colegios...

Ese es un paso que tiene que ser evaluado con mucho detenimiento. Antes de comenzar con la entrega de los preservativos, es necesario hablar con los jóvenes, explicar su uso, pero también trabajar sobre su parte sicológica y enseñarles los escenarios que se pueden presentar al comenzar  a tener relaciones sexuales desde temprana edad.

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media