En España 8.000 familias pueden perder su vivienda

14 de diciembre de 2011 00:00

El defensor del Pueblo saliente,  Fernando Gutiérrez,  y la embajadora de Ecuador en España, Aminta Buenaño, firmaron un convenio para brindar asesoría jurídica especializada en materia inmobiliaria a los ecuatorianos que afrontan deudas hipotecarias en ese país.

La diplomática  indicó que de los cerca de 600 mil ecuatorianos que residen en España, unos 8.000  están en riesgo de  perder sus viviendas y sus trabajos. Los créditos hipotecarios no han podido ser cumplidos, debido a la poca claridad de las condiciones en las que se adquirieron, señaló Buenaño.  

El trabajo de asesoría  comenzará en enero de 2012  en las ciudades de Madrid, Barcelona y Murcia. El objetivo es orientar a los ecuatorianos en cuestión de leyes  y situaciones jurídicas que les pueden afectar, afirmó  Gutiérrez.
Las deudas por los inmuebles bordearían los 200 mil euros (260 mil dólares, aproximadamente).   

Flor María Aro, del Centro de Ayuda al Migrante, indicó que cerca de 5.800 compatriotas están afiliados para procesos de retorno  y  señaló que existen abogados inescrupulosos que cobran hasta 1.500 dólares por protección de los bienes  en Ecuador. “No se puede cobrar la hipoteca de España en Ecuador, no es practicable jurídicamente”, finalizó el  defensor del pueblo.

Contenido externo patrocinado