En chontal bajo (imbabura) hay 28 damnificados

Aludes bloquearon vías en seis provincias

- 13 de mayo de 2014 - 00:00
Los familiares de los politécnicos fallecidos llegaron al anfiteatro para retirar los cuerpos. Foto: Janeth Osorio.

En chontal bajo (imbabura) hay 28 damnificados

El tránsito vehicular por siete vías del norte, centro y sur del país estuvo bloqueado por deslizamientos de tierra y piedra, producto de los torrenciales aguaceros que caen en las montañas.

En algunos casos de rutas, como la Calacalí-La Independencia y la Alóag-Santo Domingo (Pichincha), quedaron expeditas al mediodía de ayer. En otros pasos, maquinaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), de los Gobiernos Provinciales Autónomos y de los Municipios locales trabajaba, hasta el cierre de esta edición, para desalojar la tierra y habilitar la circulación de buses interprovinciales, carros particulares y vehículos con carga. En La Maná, Cotopaxi, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) evaluaba la posible declaratoria de emergencia debido al temporal. Tras una fuerte lluvia que duró tres horas, en el kilómetro 47 de la vía Latacunga–La Maná, sector Pilaló, hubo dos deslaves de grandes proporciones.

Hugo Brito, del cuerpo de Bomberos, informó que hasta las 06:00 no llegaba maquinaria de la constructora Becerra Cuesta, que por medio de un contrato se comprometió a atender los percances de la vía, pues fue la empresa encargada de su ampliación. Aseveró que no hubo daños materiales ni humanos y que durante la mañana solo se permitió el paso de vehículos grandes capaces de soportar el material disperso. Para los pequeños la circulación estuvo restringida hasta que la maquinaria del Consejo Provincial limpie la carretera.

“En el sector El Guango, conocido por los continuos deslaves, no se reportaron problemas”, indicó.

En Loja, Azuay y El Oro, al sur del país, los aludes causaron el cierre de las rutas Alamor-Vicentino, Gualaceo-Limón y hacia Chilla.

Lo mismo ocurrió en la región centro, en la Alausí-Huigra, provincia de Chimborazo.

Otros problemas

En Chontal Bajo, en Imbabura, la situación era crítica ayer.

Seis casas destruidas, 20 inundadas y 60 en riesgo de caer es el balance que tenía la Secretaría de Riesgos. Del mismo modo, la vía que conduce hacia la población está obstaculizada.

Personal de la Policía y Bomberos estuvieron en la zona para cuantificar los daños y medir la magnitud del desastre. Al momento hay 28 personas damnificadas.

En Napo, sector El Chaco, también había problemas por inundaciones. En el barrio la “Y”, en la entrada a Zaruma, El Oro, un deslizamiento de tierra afectó una vivienda y un bus de la cooperativa de transportes Paccha. A pocos kilómetros, en Piñas, en el sector conocido como Capiro, un tramo de la carretera quedó bloqueado por un derrumbe. De igual forma, en el mismo territorio orense, en la vía a Chilla, dos carros de transporte intercantonal quedaron atrapados debido a una avalancha de lodo y piedras. En la vía Saracay-Piñas, dos buses, uno de la cooperativa TAC y otro de la cooperativa Piñas, no podían avanzar por un alud. En todos estos casos no hubo fallecidos ni heridos que lamentar.

TRES DÍAS DE LUTO EN LA UNIVERSIDAD

Diez es el número de personas que fallecieron en el accidente de tránsito ocurrido, el domingo por la tarde, en la parroquia Quimiag, cantón Riobamba. Las víctimas son estudiantes de entre 20 y 25 años que cursaban el séptimo semestre de Ecoturismo, de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo (Espoch), un docente de la carrera y una persona de la parroquia.

El hecho se suscitó cuando el chofer del bus de la cooperativa Quimiag, con 23 personas a bordo, intentó esquivar un derrumbe que se produjo en la vía de 3 metros de ancho. Al parecer, el carro llegó al borde de la carretera, el terreno cedió y sucedió el volcamiento sobre una quebrada de 150 metros.

En la Espoch se levantó una capilla ardiente y se declararon tres días de luto en memoria a los fallecidos.

Geovanny Novillo, rector (e) del centro, indicó que el viaje estaba dentro de la programación educativa.

“Es parte del aprendizaje, pero lamentablemente el suceso imprevisto nos afecta a todos. Es una gran pérdida para la comunidad politécnica, para las familias y amigos, nos sentimos destrozados por lo ocurrido”.

En el anfiteatro de Riobamba, los familiares fueron a rescatar los cuerpos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP