El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/WED.8/DECEMBER_SHORT/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

4 naves participan en rescate de carguero

k2_satam-05e_may-0500rmay_shortam-05_0c4

Dos lanchas de guardacostas, dos gabarras y una grúa del Consejo de Gobierno de Galápagos intervenían, hasta el cierre de esta edición, en las maniobras para que el barco carguero de la empresa Galapaface pueda desencallarse.

La nave se quedó varada la madrugada de ayer cerca de la isla San Cristóbal. No hubo derrame de combustible ni de algún material peligroso a pesar de la rotura del casco. La Secretaría de Gestión de Riesgos informó que un helicóptero de la Armada Nacional vigiló desde el aire el operativo de rescate.

Dos bombas de succión de 4 pulgadas evacuaron el agua acumulada en el cuarto de máquinas.

A las 08:30, según la entidad, empezó el trasbordo de las aproximadamente 1.500 toneladas de carga. La nave tiene una reserva de 17.000 galones de diésel.

Este diario intentó comunicarse con Maribel Guerrero, presidenta de Galapaface, pero en su oficina informaron que se había trasladado hacia el archipiélago de Colón.

Una fuente cercana a Galapaface explicó que el barco sufrió una fisura en el casco de la popa por una maniobra que hizo el capitán. La Secretaría activó la mesa técnica de trabajo número 5, para coordinar las acciones de rescate y evitar cualquier daño ambiental.

La presidenta del Consejo de Gobierno de Régimen Especial de Galápagos, María Isabel Salvador, indicó que, desde el inicio, se dispuso tomar todas las medidas necesarias para evitar riesgos medioambientales, por el principio precautelatorio al que están obligados por mandato constitucional de protección del medio ambiente.

Las gabarras El Morro -que pertenece al Consejo- y Orca también intervinieron en las tareas de socorro.
Embarcación de 35 años

El Galapaface I fue construido en 1979, en Ulstein Haltø, Noruega.

El servicio que presta en las ‘Islas Encantadas’ es para el traslado de aceros, productos ensacados, como alimentos, equipos domésticos, fertilizantes, cemento y otros.

La empresa, constituida en 2012, tiene su sede en Guayaquil.

UN DESASTRE OCURRIÓ HACE TRECE AÑOS

175.000 galones de diésel y fuel oil se derramaron, en enero de 2001, en la Bahía de Naufragio, a la entrada a Puerto Baquerizo Moreno debido al accidente del buque Jéssica.

El incidente ocurrido el 16 de ese mes fue considerado como uno de los peores desastres ambientales en la historia del archipiélago.

Leones marinos, piqueros patas azules y pelícanos resultaron afectados por el derrame.

Contenido externo patrocinado