El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.8/Dic/2021

Actualidad

Tendencias

La solidaridad va dirigida a las personas más vulnerables

02 de mayo de 2020 00:00

La pandemia por el covid-19 es un problema mayúsculo al que se enfrenta la humanidad en estos días. Está claro que a los estragos de tipo médico-sanitario se suman otros, cuyos efectos negativos tardarán mucho tiempo en ser remediados. Uno de los principales es la paralización de gran parte de la economía mundial y la consecuente reducción de ingresos, cierre de empresas y despido de trabajadores que ya está ocurriendo.

En países como Ecuador, a lo anterior se añade a que un gran porcentaje de la población tiene como su fuente de ingresos pequeños emprendimientos y muchos de ellos, además, informales. La ministra de Gobierno, María Paula Romo, señalaba ayer que este último sector abarca alrededor del 50% de la economía nacional. Esto convierte a estas personas y sus familias en sectores a los que la dificultad de salir a las calles todos los días para obtener el dinero necesario para su manutención los orilla hacia el hambre.

El Gobierno Nacional ha buscado desde el inicio de la crisis sanitaria atender todas las necesidades de la ciudadanía, incluidas las alimentarias. Y en ese sentido, el presidente de la República, Lenín Moreno, anunció el jueves el Plan Canasta Solidaria, con el que se prevé cubrir los requerimientos de nutrición de más de ocho millones de ecuatorianos.

El plan contempla la repartición de víveres a través de los planteles fiscales, 180.000 tiendas de barrio, además de otros mecanismos como la entrega de los kits puerta a puerta; en este último caso, las provisiones serán suministradas con énfasis en los más necesitados: personas con discapacidad, con enfermedades catastróficas y niños vulnerables.

En el caso de los desayunos escolares, que se distribuirán en las instituciones educativas, se estima entregar 1’300.000 raciones. En tanto que unos 140.000 ciudadanos en situación de mayor vulnerabilidad recibirán los kits en su hogar.

Estos esfuerzos seguramente no resolverán todos los problemas, pero sin duda ayudarán a paliar la situación que hoy vivimos. (O)

Contenido externo patrocinado