El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.8/Dic/2021

Actualidad

Tendencias

La situación del país exige la solidaridad efectiva de todos

12 de abril de 2020 00:00

El presidente de la República, Lenín Moreno, anunció el viernes el envío a la Asamblea Nacional de un proyecto de medidas con las que se busca recaudar entre $ 650 millones y $ 800 millones para paliar la crisis económica derivada de los 10 años de correísmo y de la epidemia de covid-19.

La propuesta se basa en que todos quienes tienen ingresos fijos de $ 500 o más aporten una parte de manera progresiva. De esa manera, los trabajadores que ganan el Salario Básico Unificado ($ 400 actualmente) y hasta $ 499 no entregarán nada. La idea del Gobierno es que los recursos que se obtengan se canalicen hacia quienes tienen menos ingresos y también hacia los emprendedores y pequeños empresarios, con el fin de reactivar la economía y conservar los puestos de trabajo. En tanto que quienes ganen $ 500 se les descontará $ 2 durante nueve meses consecutivos; y quienes tengan ingresos de $ 2.000, según el ejemplo de las autoridades, aportarán $ 96 mensuales.

Las empresas con más recursos no estarán exentas de la contribución, y esto incluye a las entidades financieras, aclaró el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, en una rueda de prensa virtual realizada a través de Ecuador TV anteanoche. Las compañías que facturaron más de $ 1 millón el año pasado, aportarán con el 5% de esa cantidad durante nueve meses.

El proyecto generó reacciones de manera inmediata en redes sociales. Hubo personas que opinaron favorablemente, usando argumentos sobre la gravedad de los problemas económicos por los que atraviesa el país, incluida la suspensión de la producción petrolera por el daño reciente en los oleoductos.

Sin embargo, no faltaron los criterios que hablan de una supuesta “metida de mano al bolsillo” a los ciudadanos por parte del Ejecutivo. Entre quienes opinan así están incluso líderes empresariales, cuyos sectores están llamados a mostrar el mayor grado de solidaridad posible con el país.

La situación que atravesamos es grave en verdad y exige que, quienes pueden, metan la mano a sus bolsillos de forma voluntaria y aporten. (O)

Contenido externo patrocinado