El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.8/Dic/2021

Actualidad

Tendencias

La solidaridad es de todos y con todos en medio del virus

13 de abril de 2020 00:00

#AEcuadorLoSacamosTodos La pandemia nos ha golpeado a todos en un momento crítico en el cual el país trataba de levantarse de una grave crisis económica, que fue causada por el enorme endeudamiento ($ 75 mil millones) y la corrupción sin precedentes del gobierno de la Revolución Ciudadana, cuyos líderes principales han sido sentenciados a ocho años de cárcel en el caso Sobornos 2012-2016. Pero eso no ha sido todo.

Además, cayó el precio del petróleo, las ventas, las exportaciones, el pago de tributos y se rompieron dos oleoductos que transportan el crudo ecuatoriano. Por estos antecedentes, el Gobierno propuso un plan urgente para evitar una tragedia social por la falta de empleo, ingresos y alimentos. Eso anunció el presidente Lenín Moreno en cadena nacional el pasado viernes.

El Mandatario señaló que la solución de la crisis está en las manos de los 17 millones de ecuatorianos, porque está demostrado que con solidaridad y disciplina se vence al virus. Solidaridad para cuidar a los contagiados; solidaridad de los afectados para aislarse y no contagiar a los demás; y solidaridad de los que tienen con los que no tienen nada.

En ese plan, del que ahora detallamos una parte, están medidas para proteger a los más necesitados: nadie podrá ser desalojado por retrasarse en el pago de su arriendo mientras dure la emergencia y hasta 60 días después. El IESS ampliará su cobertura de salud por 90 días a quienes se queden sin empleo. El seguro de desempleo ya no se cobrará en 60 días, sino en siete.

Además, a los padres de niños de escasos recursos se entregará una ayuda para cubrir un porcentaje de la pensión de las escuelas. También habrá créditos con período de gracia, bajo interés y sin garantías para aliviar la liquidez de las empresas. Todas estas cinco decisiones están recogidas en un proyecto de ley económico urgente que será enviado a la Asamblea Nacional para su tratamiento.

La ciudadanía espera que el Legislativo cumpla su parte y las bancadas lleguen a un acuerdo que beneficie al país. No es el momento de pensar en las elecciones de 2021 ni en defender la camiseta de un partido o movimiento. Es el momento de Ecuador. (O)

Contenido externo patrocinado