El distanciamiento social requiere reforzar la disciplina

- 25 de abril de 2020 - 00:00

El anuncio hecho ayer por las autoridades de Gobierno sobre el paso a partir del 4 de mayo del actual período de aislamiento social a otro de distanciamiento, tiene varias implicaciones.

Por un lado, confirma que a pesar de que todavía se registran nuevos casos de contagio con covid-19 en el país, la curva de crecimiento de infecciones tiende a reducirse y esto se refleja en menos consultas al número 171; menos atenciones de emergencia por afecciones respiratorias graves y una menor demanda de servicios hospitalarios por causas relacionadas con la pandemia.

Esto no significa que el riesgo de contraer el nuevo coronavirus ha desaparecido o que la emergencia fue superada, sino que las condiciones sanitarias resultan más fáciles de controlar. Esto permite que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional haya decidido la reapertura paulatina de actividades durante la época de distanciamiento.

La reducción de restricciones de movilidad, sin embargo, requerirá de gran disciplina ciudadana y cooperación para evitar un rebrote de la epidemia y que no sea necesario en el futuro retomar las medidas de aislamiento social.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, ha insistido en las últimas semanas en que no se podrá volver de manera inmediata a la situación anterior a la crisis sanitaria. “No significa que vamos a volver a lo que era enero o en febrero”. Esto representará que aunque podamos salir de casa, nuestras costumbres tendrán que variar.

Por ejemplo, tendrá que volverse una costumbre el portar mascarillas en los espacios públicos y en nuestros lugares de trabajo. Deberemos continuar lavando y desinfectando nuestras manos de modo permanente. El uso de transporte público habrá de cambiar de modo radical y evitarse las aglomeraciones. Al realizar compras y trámites deberemos respetar una distancia mínima de un metro con otras personas.

Si no lo hacemos así, hasta que exista una vacuna contra el covid-19, nunca saldremos de la crisis. (O)

Medios Públicos EP