Los alivios financieros por la pandemia

14 de noviembre de 2020 - 00:00

La Ley de Apoyo Humanitario contemplaba algunos beneficios de alivio financiero para los usuarios de servicios básicos como agua, luz, Internet, telefonía. Beneficios que propuso el Gobierno para ayudar a los ecuatorianos en medio de la pandemia.

Según la normativa, no se suspendían los servicios básicos por falta de pago vigente en el estado de excepción y hasta dos meses después de que concluya. Estipulaba que no habrá desahucios en arriendos por falta de pago de dos mensualidades consecutivas. También que los bancos, cooperativas, mutualistas establezcan una prórroga de tres cuotas para los créditos sin afectar el historial crediticio de los clientes ni cobrar intereses por mora.

Pero desde ayer las empresas que proveen los servicios básicos ya están habilitadas para suspender la luz, el agua, el teléfono o Internet a aquellos usuarios que no paguen, así mismo los propietarios de los inmuebles de alquiler ya pueden desalojar a los arrendatarios, y las entidades financieras ya cobrar intereses por mora a sus clientes. No todas iniciaron a cortar los servicios, algunas lo harán la próxima semana.

Sin embargo, hay alternativas para los usuarios de luz, agua, telefonía o Internet: un plan de pago, pago prorrateado o pago diferido. Eso depende del acuerdo al que lleguen ambas partes.

En el caso de la energía eléctrica, por ejemplo, la cartera vencida se estima en unos $ 642 millones. Alrededor de 4 millones de familias han sido beneficiadas con las medidas de compensación social del Gobierno por la crisis sanitaria. Medidas que se establecieron durante el estado de excepción como la tarifa plana de 10,50 centavos de dólar por kilovatio hora para los usuarios residenciales, con consumos que excedan los 500 kilovatios hora al mes. O la reducción del 50% en la tarifa por demanda para el sector comercial e industrial, siempre que hayan registrado consumo.

También los usuarios que pagaron excedentes en las planillas de energía eléctrica recibieron notas de crédito o transferencias bancarias. Hasta el momento se han generado aproximadamente 7,5 millones de notas de crédito, por $ 51,24 millones.

Durante la emergencia, se mantuvo el servicio de energía sin interrupciones aunque cientos de planillas no fueron pagadas. Además, las empresas eléctricas distribuidoras replicaron la facturación de los consumos de marzo a agosto de 2019, para calcular los pagos en ese mismo período de 2020. Los usuarios pagarán menos de lo que consumieron por los meses que estuvieron confinados.

Medios Públicos EP