Gordón combinará gestión deportiva con la económica

13 de abril de 2012 00:00

Sociedad Deportiva Aucas entregó ayer oficialmente el manejo económico del plantel al empresario quiteño Ramiro Gordón por cinco años, mientras que la directiva seguirá presidida por Alberto Ayala.

El convenio tiene una cláusula especial que imposibilita a Gordón terminar al contrato antes del tiempo señalado. Además, se estima una indemnización de 300 mil dólares, más daños y perjuicios, en caso de que el plantel en 4 años no ascienda a la primera “A”.

Asimismo, se contempla la posibilidad de renovar ese período, siempre y cuando se cumplan los objetivos planteados. Esas cláusulas las puso el propio Gordón, porque confía en todo el trabajo que realiza junto a su hija Mónica, quien es la gerente.

El empresario anticipó que su gestión no implica ningún interés personal, solo el deseo de ver al equipo del que es hincha en lo más alto del balompié de Sudamérica.

“Mi anhelo es hacer de este equipo el mejor, trascender en Copa Libertadores como no se ha hecho desde 1945, y ahí moriré tranquilo. Aucas es un fenómeno y una marca que se debe impulsar más. Vengo a trabajar y no a figurar”, dijo Gordón.

La misión del empresario se inició en octubre del año anterior e incluye el equipo profesional y todas las categorías formativas.

El propietario de Industrias Metálicas Gordón (IMG) estructuró todo el plantel que hoy es segundo en el torneo de Pichincha y pelea por tercer año consecutivo la posibilidad de retornar a la primera “B”. Entregó como donación 18 mil dólares para readecuar el escenario, pero se estima que hasta el momento se han invertido cerca de 200 mil dólares para apoyar el presupuesto total del equipo, que para esta temporada bordea los 500 mil dólares.

Ese monto será financiado con préstamos bancarios, los que serán cancelados con la taquilla y lo que genere la venta de publicidad en la camiseta y en el interior del estadio. “Se espera un promedio de entre 6 y 8 mil hinchas por jornada, como mínimo. El plantel y el rendimiento que tenga nos permitirá tener mucho más y así cada préstamo se cubrirá sin problema”.

En las categorías formativas sus integrantes ya cuentan con un carné que les permite entrar a los encuentros al estadio Chillogallo y tienen beneficios, como atención odontológica.  

De la misma forma se firmará un convenio  con una transnacional (cuyo nombre se mantendrá en reserva hasta el próximo miércoles) que invertirá en obra social para el plantel. “Habrá escuela, vivienda para la gente de provincia. Esperamos tener un gimnasio, entre otras cosas”.

Actualmente el club está en proceso de auditoría para conocer con exactitud cuál es el monto total que debe cancelar a sus acreedores. “Muchos no han presentado un recibido que justifique lo que solicitan que se les cancele”, manifestó en su momento la gerente Mónica Gordón.

En 10 días se conocerán los resultados y se espera que hasta fin de este año queden saldadas todas las deudas que el plantel arrastra.

Contenido externo patrocinado