La Vicepresidenta Muñoz en Roma

- 15 de noviembre de 2020 - 18:27

El mes de noviembre inició con la agenda de trabajo de la vicepresidenta de Ecuador María Alejandra Muñoz en Europa; entre las actividades previstas estaba una reunión con el Papa Francisco; en comunicado, la vicepresidencia dijo que se “(…) estrecharán lazos de colaboración entre Estado Vaticano y la República del Ecuador”.

El Observatorio Romano informó, entre otras cosas, que la vicepresidenta explicó al Papa que “(…) está buscando alianzas para combatir la mal nutrición infantil en el Ecuador”. El narrador mencionó que “(…) la reunión fue breve pero muy significativa”.

A esto, se observó en el video que la abogada Muñoz fue acompañada de varias personas. A partir de dicho informe, las reacciones en redes sociales no se hicieron esperar, quienes criticaron que se realice un viaje en medio de la pandemia mundial (considerando que Europa está siendo mayormente azotada), donde el riesgo de contagio para ella y su familia (directamente) y para nosotros (indirectamente) era elevado, donde las condiciones económicas de la patria ecuatoriana son graves (como para costear viaje y viáticos de funcionarios), y donde parecería que hubo un “deseo de usar el privilegio del cargo para satisfacer un querer personal”.

Al respecto, hace poco, el portal Ecuador En Vivo dio a conocer que, de boca de la Vicepresidenta, las personas del video eran su familia, y dos funcionarias de la entidad; y subrayando que el costo de los gastos de su familia fue cubierto “con su peculio”.

Me pregunto: ¿Era necesario visitar (ella y su familia) al Papa Francisco por un asunto de Estado, cuando pudo haber bastado un trabajo del Embajador ecuatoriano en Roma, o, mejor aún, se pudo haber coordinado una reunión telefónica del propio presidente Moreno con el Obispo de Roma? ¿Ella se excedió?

Como complemento: a) Mr. Joe Biden representando a –una potencia– EE. UU. usó el teléfono para dialogar con el Papa Francisco, pero nuestra representante subestimó esos mecanismos. ¡Incomprensible! Y, b) el señor Simón Espinosa Cordero dijo ayer: “La crítica a la vice (sic) no hubiese ido tan amarga si el Gobierno tuviese una página Web con los viáticos de los funcionarios que viajan y una contraprueba en el Banco Central (…)”. ¡Un clamor!

Medios Públicos EP