Ecuador, 17 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Karen Garzón-Sherdek

Conflicto entre Rusia y Estados Unidos

28 de enero de 2022 00:00

Existen dos posturas que han traído nuevamente a la mesa del debate viejas disputas entre Rusia y Estados Unidos. Por un lado, Ucrania desea adherirse a la Unión Europea y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Por otro lado, Rusia rechaza la expansión de la OTAN, peor aún con territorios de la ex Unión Soviética y quiere que Ucrania sea parte de su esfera de influencia. El panorama es complejo tomando en consideración que los diálogos desarrollados en los últimos meses no han calmado las tensiones, sino que la escalada del conflicto ha incrementado, generando actualmente un escenario de incertidumbre.

 

Para analizar el conflicto en Ucrania debemos hacer referencia a elementos históricos, geopolíticos y económicos entre Rusia y Estados Unidos. Desde que Vladimir Putin anexó a su país la provincia de Crimea en 2014, Ucrania y Rusia han estado técnicamente enfrentados. Desde entonces, ha existido presencia militar rusa en la zona limítrofe con Ucrania, pero en los últimos meses se ha incrementado la presencia de más de 100.000 soldados. Esto enciende la alerta ante una probable invasión de Rusia a Ucrania, por lo que Estados Unidos, Reino Unido y varios países de la Unión Europea han volteado sus ojos a Ucrania.

 

¿Por qué es tan importante Ucrania? Este país fue parte de la Unión Soviética que colapsó en diciembre de 1991, constituyendo un punto estratégico en el Mar Negro que resuena en el centro del tablero geopolítico entre el este y el oeste. De igual manera, la demografía es un factor clave para el conflicto porque cerca del 17% de la población ucraniana se identifica con la etnia rusa. A esto se suma el hecho de que, tras la anexión de Crimea, Kiev haya recibido el completo respaldo de la OTAN y la UE para la preservación de su soberanía.

 

Nadie puede predecir lo que ocurrirá. Ucrania ha llamado a la diplomacia como instrumento para resolver este conflicto. Lo cierto es que a nadie le conviene una guerra, puesto que en un conflicto todos pierden y existen varios factores que limitan cualquier ataque, entre ellos el hecho de que varios países de la UE dependen del gas ruso. Por supuesto, tampoco le conviene un ataque a Rusia porque tendría que hacer frente a una coalición de países que respaldarían a Ucrania y a sanciones que afectarían su economía.

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media