Organizaciones sociales afirman que manifestaciones de este jueves serán pacíficas

- 21 de octubre de 2020 - 21:14
Archivo/El Telégrafo

Dirigentes gremiales y de los estudiantes aseguraron participarán de las marchas cumpliendo medidas de bioseguridad. Rechazaron cualquier acto de violencia que pudiera generarse.

Una jornada pacífica y en rechazo a la violencia. Así lo aseguró el dirigente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) Mesías Tatamuez, que serán las movilizaciones de las organizaciones sociales, que tendrán lugar este jueves 22 de octubre.

“Primero queremos aclarar que las marchas de los trabajadores y organizaciones sociales serán totalmente pacíficas; rechazamos la violencia, venga de donde venga”, aseguró Tatamuez, al referirse a eventuales actos de vandalismo que pudieran gestarse en el marco de la jornada de protesta.

Recalcó que las demandas que plantean buscan que se respete a la clase laboral, actualmente afectadas por medidas que él considera, afectan la economía de los trabajadores.

Sostuvo que uno de los puntos es que la Corte Constitucional se pronuncie en contra de lo que consideró “mal llamada Ley Humanitaria”, que a su criterio, en lugar de defender al trabajador ha precarizado su situación.

“Nuestras demandas son para defender a los que están desempleados, que el Gobierno no sigan despidiendo trabajadores en el sector público, que se garantice la salud y la educación”, manifestó.

Recordó que las jornadas comenzarán en forma simultánea en Quito, Guayaquil, Cuenca y demás ciudades del país. En la capital se concentrarán en el Seguro Social, en Guayaquil en la avenida Nueve de Octubre, por el parque Centenario, y en Cuenca, por el parque Calderón.

Mauricio Chiluisa, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Ecuador (FEUE), dijo a este Diario que las organizaciones sociales, el Frente Popular y el FUT, rechazan las declaraciones de las autoridades sobre la manifestación anunciada para este jueves, a las 16:00, en Quito. “Es una jornada de movilización, de resistencia contra la política neoliberal del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Ecuador”.

Según Chiluisa, será una movilización pacífica en defensa de la educación, del presupuesto para las universidades, en contra de lo que ocurre al IESS y de las políticas que atentan a la estabilidad laboral y a los derechos de los trabajadores.

Por su parte, Edwin Bedoya, dirigente de la Cedocut, coincidió con Tatamuez sobre las demandas. “Rechazamos la Ley Humanitaria porque  precariza la situación laboral, permite el despido intempestivo irrespetando los derechos laborales y no genera trabajo”.

Además, dijo,  el Gobierno no ha entregado los recursos suficientes para que los médicos hagan frente a la pandemia; los maestros reciben los sueldos tarde, y en general el sistema educativo está afectado por la falta de recursos. Si no se toman las medidas correctivas, la pandemia acrecentará las brechas y desigualdades sociales.

Propuso que la banca rebaje los intereses de los préstamos para ayudar a la pequeña y mediana empresa; que el Estado cobre a los empresarios morosos. El 80% las élites económicas no paga impuestos y con ello los costos de la crisis sigue siendo sostenida por los pueblos empobrecidos.

Instó a los participantes a las manifestaciones que acudan a la marcha con las medidas de bioseguridad, evitar el contacto físico, guardar el espacio entre personas, llevar alcohol y limpiar constantemente las manos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP